Pensión

Desempleo e independencia laboral, entre las causas. Aportes para jubilación valen $ 190 billones.

Las dificultades económicas, la pérdida del empleo y el hecho de que muchas personas van adquiriendo independencia laboral, se cuentan entre las causas por las que hoy más de 9,6 millones de colombianos que ahorran para su pensión, no realizan aportes desde hace seis meses.

Las dificultades económicas, la pérdida del empleo y el hecho de que muchas personas van adquiriendo independencia laboral, se cuentan entre las causas por las que hoy más de 9,6 millones de colombianos que ahorran para su pensión, no realizan aportes desde hace seis meses.

El fenómeno se presenta, casi por igual, tanto en el régimen de prima media (Colpensiones), como en el de ahorro individual que manejan las administradoras privadas (AFP).

El más reciente informe sobre la evolución del ahorro pensional de los colombianos dado a conocer por la Superintendencia Financiera, señala que de las 19,3 millones de personas afiliadas hasta agosto pasado, 49,7 por ciento permanecía inactivas, es decir, no habían aportado para su jubilación desde marzo del 2015.

Aunque el dato sigue siendo alarmante, el mismo registra una disminución frente al del mismo mes del 2014 cuando de los 18,8 millones de afiliados el 52,1 por ciento había suspendido su cotización a pensiones. Así, la diferencia que se observa es cercana a los 2,5 puntos porcentuales.

Agosto del 2013 marca la tasa máxima de ‘deserción’ en aportes pensionales dentro del sistema general en los últimos cuatro años, según las cifras oficiales.

Al observar el comportamiento por separado se tiene que, como proporción de los afiliados totales a las AFP, agosto del 2013 registra la tasa de inactivos más alta de los últimos cuatro años con 47,2 por ciento.

En cuanto a número de afiliados que no han cotizado en los últimos seis meses, este año ya suman 5,9 millones en el régimen de ahorro individual (AFP).

También el 2013 fue para el régimen de prima media un año particular, pues para agosto el 70,4 por ciento de los que pertenecían a ese sistema no realizaron aportes para su jubilación, lo que involucró a 4,6 millones de personas.

A partir de entonces se observa una notable mejoría al punto que esa tasa de inactivos se ha reducido al 59,3 por ciento, lo que en términos absolutos significa que entre agosto del 2013 e igual mes del presente año cerca de un millón de sus afiliados han vuelto a efectuar aportes para sus pensiones.

Las razones

Entre los argumentos que explican esa falta de continuidad en la cotización está el que cada año cientos de personas que se encontraban en el mercado laboral formal logran cierta independencia a través de la creación de unidades de negocios familiares, formales e informales.

“Un cambio de estos, que muchas veces es obligado, por la pérdida del empleo de la persona, representa un nuevo mundo para los individuos que antes no atendían esa obligación que estaba a cargo de su empleador. Ahora lo debe hacer la persona directamente y ahí es cuando comienzan las dificultades”, señala un experto de la AFP Protección.

Agrega que en esto también juegan factores como el desconocimiento sobre cómo realizar los aportes, los mismos costos que estos comienzan a representar dentro de las finanzas de la actividad económica de la que ahora depende la persona y hasta el descuido de estas.

No es lo único. La situación económica del país, las menores perspectivas de crecimiento que se tienen de la misma y el desempleo aportan su cuota.

Por ejemplo, mientras que la confianza de los hogares colombianos viene a la baja desde comienzos del presenta año, la tasa de desempleo y el temor ante la pérdida del trabajo vienen en aumento.

Hasta agosto pasado la tasa de desempleo, si bien es una de las más bajas de los últimos años, ha estado incrementándose. El Dane reveló que para ese mes el nivel de desempleo del país era de 9,1 por ciento.

“Pese a la dinámica favorable que todavía exhiben los principales indicadores del mercado laboral, la desaceleración que enfrenta la economía colombiana desde finales de 2014 genera importantes inquietudes respecto a la sostenibilidad del buen desempeño del mercado de trabajo. Si bien la tasa de desempleo había mantenido una tendencia decreciente en el primer semestre del año, en los últimos dos meses aumentó”, advirtió el centro de estudios Fedesarrollo en su más reciente informe sobre el mercado laboral del país.

Algo de esto puede estarse reflejando en las estadísticas del ahorro pensional de los colombianos, pues 11,5 millones de afiliados a los regímenes no realizaron ningún aporte para su pensión solo en agosto.

El experto consultado sostuvo que no se puede pasar por alto que si bien es cierto que las personas que dejan de cotizar para su jubilación son bastantes, se debe tener en cuenta que cada año un número importante se vincula a uno u otro sistema, como consecuencia de la mejora en la tasa de empleo y la reducción de la informalidad que ha alcanzado el país.

Hasta agosto pasado se habían vinculado al sistema de pensiones unos 500.000 nuevos colombianos, 2,3 por ciento más que un año atrás.

A esta cifra hay que sumarles los 721.000 que hacen aportes adicionales en los fondos de pensiones voluntarios.

El ahorro rentó 8,1 % a agosto

Lo que tienen ahorrado hasta ahora los 19,3 millones de colombianos para su pensión vale unos 191 billones de pesos, según la Superintendencia Financiera. De ese monto, cerca de 172 billones están en los fondos privados, más de 4,8 billones en el régimen de prima media y 14,5 son aportes voluntarios.

En el último año, los solos rendimientos en pensiones obligatorias manejados por las AFP llegaron a 6,96 billones de pesos, mientras que la rentabilidad histórica de dicho ahorro equivale a 8,15 por ciento en términos reales, indicó Asofondos.

Tomado de http://www.eltiempo.com/economia/finanzas-personales/pensiones-en-colombia/16432324

23 noviembre, 2015

Unos 9,6 millones de colombianos están ‘colgados’ con su pensión

Desempleo e independencia laboral, entre las causas. Aportes para jubilación valen $ 190 billones. Las dificultades económicas, la pérdida del empleo y el hecho de que […]